Al partido Once Caldas y Medellín solo le faltó el gol y un poco mas.

El Once, que sigue creciendo futbolísticamente, le faltó definición. 10 mil personas vieron un buen partido, intenso, con opciones de lado y lado. Se siguen escapando los puntos.

El gol fue lo único que faltó anoche en Palogrande para redondear un partidazo. Más allá de las valoraciones que dieron los técnicos al final, el hincha en las gradas disfrutó con el ambiente, la intensidad, las opciones y la actitud de los dos equipos en el campo.

Al final, Once Caldas y Medellín empataron 0-0 en la cuarta jornada de la primera fase de la Liga Águila.

A la luz del resultado, es negativo para el local, pues dejó escapar otros dos puntos de su estadio. Ya en la segunda jornada también soportó la igualdad 0-0 con Patriotas.

Sin embargo, futbolísticamente, el grupo dirigido por Pacho Maturana mejoró respecto a lo visto en los partidos anteriores e independiente de los resultados. El equipo, con la pelota en su poder, luce por la capacidad de Johan Arango, Michael Ortega, Ernesto Pinti Álvarez y Édder Farías.

Incluso, en el complemento con Julián Guillermo y Sergio López creció en agresividad en la mitad.

Sin el balón en su poder, al Once le cuesta; luce feo porque no posee los jugadores que le marquen la intensidad en la mitad del campo, dándole más posibilidades de juego al Medellín.

El partido fue de vaivenes, de picos altos y bajos. Los dos equipos llegaron, pisaron el área y tuvieron para celebrar. Once Caldas con Johan Arango, Farías y Marcos Acosta.

Quizá, las tres mejores, dos que le sacaron a Johan Arango, un remate cruzado abajo y un tiro libre. Y la otra, la salida rápida en la que Johan Arango y Sergio López habilitan a Elkin Soto, quien entró al remate y le pegó al balón mal y tiró el balón por encima del horizontal.

David González, portero del DIM, evitó que el blanco desequilibrara el marcador y fue figura. El visitante llegó siempre por el lado derecho del local con dos hombres como protagonistas: Juan Fernando Quintero y Édinson Toloza. Finalmente fueron bien neutralizados.

Al final, los dos entrenadores valoraron la calidad del partido. “Los dos equipos están en construcción. Ahí vamos y por eso damos ventajas a lo largo de los 90 minutos”, dijo Juan José Peláez, técnico del DIM.

Pacho Maturana explicó: “La aspiración y los deseos son ganar. Es el camino que queremos transitar y todos estos pasos que vamos dando hacia eso. Es un partido decente, con los argumentos que teníamos, intentamos ganar”

Deja un comentario

Name *
Email *
Website