Maldición de Palmaseca no da tregua a Nacional.

César Amaya recibe la marca de Carlos Cuesta. El jugador caleño se destacó en el primer duelo de la final

La maldición de Palmaseca continúa castigando al Atlético Nacional. En 6 duelos disputados con el Cali en ese estadio por Liga, el equipo paisa ha salido derrotado 5 veces (un solo empate).

Anoche cayó 2-0 con los azucareros, que prolongaron a 13 fechas el invicto en casa en el presente torneo y tomaron ventaja en la serie final. El domingo (7:00 p.m.), en el juego de vuelta, diezmados por la expulsión del capitán Alexis Henríquez, los dirigidos por Reinaldo Rueda tendrán que remontar en casa si quieren encender la estrella 16. Aquí, 5 razones de la derrota:

1. Falló la colectividad

Nacional sumó su segundo traspié en todo el campeonato (el otro fue 4-3 ante el DIM), luego de una pobre presentación. Su desempeño colectivo e individual lució lejos de su nivel y favoritismo. Sin salida y generación de juego, el equipo verde acudió al pelotazo que permitió el buen trabajo de los defensores vallecaucanos en todo el compromiso.

2. Mala administración

Perdió porque a pesar de que tuvo una posesión de balón del 55% en el primer tiempo, por el 45% del rival, no supo administrarlo. Lo recuperaba y no lo entregaba bien, permitiendo las proyecciones de los azucareros por los costados. El verde paisa fue tímido en el ataque en este periodo y solo se arrimó una vez con peligro en la etapa inicial, en una brillante acción de Andrés Ibargüen que no supo definir.

3. Faltó jerarquía

Porque perdió mucho con Mateus Uribe como lateral ante la ausencia, por lesión, de Daniel Bocanegra. Su aporte en la mitad ha sido más productivo. Los jugadores llamados a salir a flote, no se vieron. Henríquez cometió un penalti que desperdició Jéfferson Duque y luego lo expulsaron.

Macnelly Torres no fue la brújula en el medio y por esto no hubo conexión con los delanteros, entre ellos Dayro Moreno y Luis Carlos Ruiz que ingresó por el lesionado Rodin Quiñones.

4. El balón de costado

Porque volvió a sufrir con el balón de costado. Por esta vía el Cali se fue en ventaja 1-0 a los 45 minutos, cuando Germán Mera (irá al Brujas de Bélgica) aprovechó un cobro y un parpadeo de Mateus Uribe que soltó la marca en el área.

Hubo muchas desconcentraciones y pérdida de duelos individuales. Por fortuna, el conjunto local desperdició otras opciones en un duelo en el que pudo golear a Nacional.

5. Armani solo no podía

Franco Armani, a pesar de un mal despeje con los puños en el primer tiempo, mostró seguridad y experiencia. El argentino fue clave para que la ventaja no fuera mayor. En el cobro del penalti de Jéfferson Duque, lo aguantó y el atacante estrelló el balón en el horizontal. El guardameta verdolaga aprovechó su conocimiento del paisa, quien fue su compañero mucho tiempo.

A Nacional le quedan 90 minutos para revivir. Hay fe, como lo expresó Farid Díaz, pero necesita recuperar su estilo y el fútbol que generaba confianza en su afición.

Deja un comentario

Name *
Email *
Website